Foto pareja

Cuando te atreves a aceptar a tu pareja tal y como es.

En las relaciones de pareja, como en las relaciones con cualquier otra persona, podemos observar cosas que nos gustan en ella y cosas que nos disgustan. Obvio. Cuando te atreves a aceptar a tu pareja tal y como es, cuando reconoces que no es como tú, incluyes eso que no te gusta de ella dentro del amor que sientes por ella y vives la relación de una forma mucho más consciente y feliz.

Las expectativas que depositas en ella ya no son producto de tu deseo porque cambie su forma de ser y hacer. Así que, dejas de tener expectativas y esto contribuye a tu propio bienestar dentro de la pareja.

La aceptas como es, aceptas sus luces y sus sombras, y cambias en ti eso que te producía resistencia a amar profundamente, lo consigues a través de ese trabajo de aceptación.

Obsérvate cuando es una aceptación sincera. Mira en tu interior lo que provoca en ti. ¿Sientes algún tipo de inquietud?, ¿sientes rabia cuando hace o actúa de acuerdo con eso que no aceptabas?

El trabajo de aceptación resulta a veces costoso. Revisar cómo te sientes en ese proceso de cambio interno es imprescindible para conocer si la aceptación de tu pareja es real y sincera. Cuando no lo es, distingues cierto malestar que se origina en tu interior. 

Podrías indagar qué es lo que a ti te pasa con eso que sucede, y de dónde viene tu malestar. Eso que te molesta, ¿qué tiene que ver con tu propia historia de vida?, ¿cómo puedes trabajarlo y resolverlo?

Probablemente cuando lo identifiques en ti y le encuentres esa explicación que te permita comprenderte, podrás reconocerlo y aceptar amorosamente a tu pareja.

El caso de Roberto y Alicia. Aceptar a la pareja tal y como es.

Roberto se describía como un hombre hipersensible y llevaba ya un tiempo con cierto malestar dentro de la pareja. Sentía que algo les faltaba y le asustaba perder a Alicia.

En su entorno más cercano decía que no se imaginaba una vida sin ella, y al expresarse, se le removían las tripas. Solo con imaginárselo, su cuerpo ya reaccionaba.

Roberto, como digo, llevaba un tiempo advirtiendo cierta distancia con respecto a su pareja, Alicia, y convivía con una enorme preocupación que le impedía vivir tranquilo. Se sentía tan frágil con respecto a ella, que evitaba enfrentarse a tratar el tema y hablarle de su preocupación.

Ella tenía un fuerte carácter, y Roberto creía que en esa conversación que tenían pendiente él iría a sentirse pequeñito.

Así que Roberto tuvo que empezar a trabajarse. Empezó el camino de comprenderse en su sensibilidad y de verlo como un don, para después practicar y adquirir herramientas para manejarse en su relación de pareja sin sentirse pequeñito.

Utilizó su poderosa sensibilidad para conectar con Alicia y supo aceptarse también en ella. De esta manera, Roberto aceptaba en mayor medida el carácter que ya no percibía tan fuerte de Alicia (nada es casualidad), y se relacionaba desde su propia aceptación y la aceptación de ella.

Roberto comprendió que en la medida en la que él cambio su capacidad de aceptación propia, pudo hacerlo también con su pareja. Su preocupación con respecto a ella se disolvió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Leire Lizarraga.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a SiteGround que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
¿Necesitas ayuda?